Un sustillo

En la visita de hoy habíamos decidido ir a comer a casa de la abuela, y pasar la tarde con ella. Al poco rato de acabar de comer, David se ha puesto a sangrar por la nariz, es algo que le suele suceder bastante a menudo, pero se le soluciona rápido. En esta ocasión no paraba de sangrar con abundancia y no se le cortaba. Viendo aquello, me asusté un poco y salí corriendo a urgencias, no soy yo el tipo de padre que baja a urgencias por cualquier cosa, es más, es la primera vez que voy con él, pero la verdad es que la sangre es muy escandalosa y la cara que se le estaba poniendo no me gustaba. Cuando he llegado me han atendido rápido, y viendo que parecía que se le había cortado y que estaba bien, me dijeron que simplemente ahora mismo no le tocara el tapón de algodón. David se ha portado como un tiaco, y no se ha quejado lo más mínimo, y ya sobre la camilla se ha relajado le ha entrado sueño y se ha dormido.

securedownload

Parece que ya está bien … menos mal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s