La auténtica Lucha por la Custodia Compartida

En una ocasión conversando de toda esta situación que atravesamos los padres por conseguir la custodia compartida de los hijos, una buena amiga me comentó que no le parecía idóneo o adecuado el término de Lucha para definir esta realidad. En aquel momento a través de las sensaciones que tenía le dije que para mi era totalmente acertado, pero no fui capaz de argumentarle en palabras el porqué. Después de leer muchos testimonios de personas que me escriben y que comentan a través del blog, exponiendo cada cual parte de su caso, después de ver por las redes sociales las vivencias de cada padre, de cada hijo, tras hablar con personas que pasan por lo mismo y tras ir madurando impresiones propias, entendí su verdadero significado.

Periodico3

A priori, lo que vemos es una lucha en los juzgados, una lucha por hacernos notar, porque se haga justicia para los padres y sus hijos, una lucha por ser reconocidos como lo que somos, sus padres, por buscar lo mejor para nuestros pequeños que es lo que más queremos, una lucha fuera, en la calle, en los medios, con asociaciones, con publicaciones, con manifestaciones, una lucha externa. Pero la verdadera lucha, la auténtica lucha despiadada, la que le da el verdadero carácter a la palabra y la que hizo que no dudara de que era el término adecuado, es la lucha que llevamos cada padre en su interior, una lucha que se libra por dentro de nosotros cada día, una lucha incesante, que a veces te abate y ante la que te levantas siempre, una lucha de inquietudes permanente, de si el tiempo separado de tus hijos les hará mella, de saber que te necesitan y no estas, una lucha porque no quieres que sufran de ningún modo tu ausencia, una lucha de sensaciones contrapuestas que en ocasiones te consume, un querer amar desbordado y no poder, una lucha por no entender que no puedas compartir la vida con las personas que más amas y las que más te necesitan, … esa es la verdadera lucha por la custodia compartida, la que tenemos dentro, la que hace que no abandonemos, la que nos mantiene despiertos muchas de las noches preguntándonos por que pasa esto y qué puedo hacer, una lucha que jamás dejará de librarse en lo más profundo de nosotros, mientras no cambien las cosas.

No ansiamos una victoria por encima de nadie, queremos que ganen todos, queremos que el curso natural de los sentimientos de un hijo, su padre y su madre vaya por un camino común.

Esta lucha contra el desasosiego feroz que corroe el corazón,… no se la deseo a nadie, … tan solo los que atravesamos estas aguas sabemos de su auténtico significado.

He aquí mi definición de la palabra Lucha, mi Lucha.

Anuncios

10 comentarios en “La auténtica Lucha por la Custodia Compartida

  1. soy la ex de la k menciona el señor adolfo carlos solo decir k denuncie k m intento encerrar en kasa a la fuerza sus palabras fueros y si llams a la policia no veras mas a tu hija m a kedao un hueso de la mano roto d por vida l daba venadas yo nom fui kon otro y el se perjudiko al pedir un examen sikiatriko en el kual m salio apta para la menor y a el lo inutilizo komo padre solo decir la justicia pidio karcel para el y yo m nege a k ese señor entrara en prision, mi hija a visto komo ese hombre intentaba kitarse la vida mil veces kada vez k lo iba a dejar kon el eso son kuacciones por si no se a enterado

    Me gusta

  2. Mi caso es que mi ex pareja y yo estamos en paro y me dejo por otro, pero antes para poder cobrar una ayuda me denunció de malos tratos, y para influir en la decision de la custodia, no hizo más que denunciarme por quebrantamiento de las medidas cautelares. Hasta el juicio de custodia me dieron un regimen de visitas tuteladas y quien sabe lo que le diría la madre a la niña que no quería saber nada de mi. La custodia se la dieron a mi ex y a mi me han quitado el derecho de visitas. Según me cuentan, la madre le dice que yo no la quiero. Es injusto que a los padres les quiten todos sus derechos, conclusión: los padres a los que nos quitan los derechos tenemos que hacer como si nuestros hijos hubieran muerto, pero les tenemos que pasar la pensión, no tenemos ningún derecho pero sí obligaciones y eso no es justo.

    Me gusta

  3. La lucha, la palabra lucha es diferente de la palabra guerra: La lucha es realizar actos, acciones y actitudes para obtener o conservar lo que por derecho tenemos o nos pertenece y La Guerra, son aquellos actos acciones y actitudes por querer obtener o quitarle a otro lo que no nos pertenece , por esta razón cuando luchamos tendremos la seguridad que si ni desistimos llegaremos a tener los que nos pertenece y todos ganaremos, desgraciadamente cundo hay un conflicto de Síndrome de Alienación Parental muchos lo convierten en una guerra de poder, donde la presa o el rehén son los hijos y los que sufren más. pero todos pierden. Para resolver este conflicto SAP: Luchemos sin desistir. En Mexico y en Jalisco ni un Niño Más Victima de Alienación Parental

    Me gusta

  4. Soy una mujer divorciada con un hijo, mi caso no tiene nada de especial, a pesar de lo doloroso que fuè poner fin a 11 años de matrimonio y con un hijo de 6, siempre he intentado que la relaciòn fuera todo lo buena posible, por mi hijo, y he fomentado que su padre estuviera presente todo el tiempo posible con èl, algo que no ha aprovechado nunca a pesar de todas las facilidades que le he dado para ello, pero cada persona es un mundo, y como suelo decir no me gusta hablar ni de hombres ni de mujeres, sino de personas. Mi actual marido, ha vivido un infierno desde hace 12 años, hasta que no le conocì a èl, no sabìa hasta donde pueden llegar ciertas personas por venganza ,egoismo y odio, utilizando el poder que tienen, que es la custodia de los hijos y las leyes que estan a favor de ellas por completo. No entendìa, ni entraba en la cabeza como es posible que puedas hacer tanto daño a alguien que has querido y a tus propios hijos, con denuncias falsas de abusos, que seas capaz de montar una historia de la nada, tan cruel, y arruines la vida al padre de tu hija,a su familia y a todo el que està a su alrededor, porque al final sufrimos todos.Que la justicia haya tardado màs de 5 años en resolver, con un sobreseimiento, algo muy poco frecuente, y que a esta señora no le haya pasado nada, ni a ella ni a los que aseguraban, en base a sus testimonios, que esta denuncia era verdad. La conclusiòn es que èl practicamente a perdido a su hija, porque hasta que ha podido normalizar la relaciòn con ella, habìan pasado 7 años, y el vinculo entre ellos, evidentemente es muy dèbil, ahora con la edad que tiene, 12, no tiene ningùn interès en verle, no se nota ese cariño incondicional, que yo por ejemplo veo en mi hijo con su padre, es una relaciòn desnaturalizada. Al final, la madre ha conseguido lo que se propuso desde el principio, hacer todo el daño posible, y que la hija sea ùnicamente para ella. Mientras las leyes no se cambien, mientras las denuncias falsas no sean castigadas en la misma proporciòn que el daño ò la pena que podrìan haber sido condenados esos inocentes, esto seguirà pasando. Què triste, que durante tantos años de machismo las mujeres hayan sufrido tantas injusticias, y ahora seamos nosotras las que las cometamos. La ley del pèndulo

    Me gusta

    • Cuanta razon tienes, los que vivimos situaciones parecidas, vemos las injusticias y los abusos que se cometen contra muchos padres, no alcanzo a entender porque no tienen castigo esas falsas denuncias, que tanto daño nos hacen a tantos, cuando una mujer denuncia la ley de presuncion de inocencia, se la pasan por el forro, cuando se demuestra la falsedad de la denuncia, a ellas no las pasa nada, incluso demostrando que se han falsificado pruebas, corren un tupido velo por encima de ellas y las siguen protegiendo, y ellas siguen undiendo la vida del otro. Yo estoy viviendolo con uno de mis hijos, el sufrimiento de toda la familia, no se puede describir, y la angustia de no saber,o de imaginar, como puede sar la vida de mi nieta al lado de su madre, sin recibir el cariño de toda su otra familia, no solo de su padre, sino de sus abuelos, tios, primos y demas miembros, sobre todo cuando las madres demuestras que para ellas son herramientas para conseguir un fin, en mi caso y creo que en otros muchos, se solucionaria todo, si la nomina de mi hijo se la ingresaran integramente a la madre, porque esta, como ni trabaja ni tiene intencion lo unico que quiere es vivir del cuento, y seguir teniendo mucho tiempo libre para joder la vida del otro.

      Me gusta

  5. Tambien quisiera añadir que hay casos de padres que saben que su hijo/a no esta bien porque le inculcan cosas y valores fuera de su alcance, sobre todo a los mas pequeños, y que cada dia le cuesta mas no ver a su padre todo lo que el quisiera dada la situacio que el siente al lado de su madre. Esto es una realidad y una de las luchas mas grandes en este tema. La alienacion o intento de alienacion de un hijo. Me parece muy importante destacarlo.

    Me gusta

  6. Supongo que a tu amiga sí le parecería una “lucha” si fuese ella a la que la sociedad tratase como una visitadora-cajero automático, o si fuese ella la que tuviese que soportar la humillación de ser “la reina de las fotocopias” como hemos sido todos alguna vez, toda la vida de nuestros hijos en fotocopias. Conseguir la custodia compartida SÍ es una lucha, una batalla de David contra el Goliath de cientos de años de machismo del hogar, el mismo que tanto critican cuando les conviene, pero al que se aferran para privar a sus hijos de sus padres. Sí es una lucha, y aun siendo custodios, como es mi caso, esa lucha no terminará para mí hasta que otros padres también lo sean.

    Me gusta

    • la madres manipulan cuando los vas a ver les dicen a los hijos te llevo al lugar que mas te guste y luego te dicen a ti que no te quieren ver y te lo crees por eso tienes resentimiento. los hijos nececitan del padre. pero las madres para hacerte daño TE AFECTAN NEGANDO LA PATERNIDAD. A ESO SE LE LLAMA SINDROME DE ALINEACION PARENTAL OSEA MALTRATO INFANTIL. Es como si te dijera a ti que no veas a tu madre.

      Me gusta

      • La custodia compartida no se consigue en los tribunales, sino en el amor incondicional de padres a hijos. Padres desesperados: la custodia compartida no es suficiente. Aún con la custodia compartida desde hace 10 años, ha dado igual… demandas para conseguir recuperar la custodia para la madre (que no salieron adelante pero destrozaron al hijo de de pareja y a su familia paterna que hubo de desembolsar más de 6000 euros con dos niños pequeños, uno enfermo y dos trabajos de funcionarios del montón), imposibilidad de llevarle al médico ni responsabilizarse de su educación, salud, extraescolares… a no ser que presionase a su hijo, cosa que no ha hecho, presentándose en las revisiones médicas investigando cuando eran y sin avisar o en el cole y después instituto para preguntar y quedarse con la mirada inquisitiva de quienes han hablado con su ex (en el colegio incluso hizo que le sacara un policia porque fué a invitarle a comer, durante el tiempo del comedor, para celebrar el cumpleaños del padre ya que esa semana estaba con la madre, cuando ella lo había sacado en período paterno para ir a ver la copa del Madrid o llevarle al dentista o médico sin ni siquiera informar ni de las citas ni de los resultados).
        El niño mucho cariño hacia su padre, hermanos y yo (nueva esposa), pero a partir del comienzo del instituto en la puerta de la casa de su madre (el juez la otorgó la capacidad de decidir el centro educativo sin contar con el padre) y que resulta incómodo y lejano para ir a nuestra casa, ha empezado a tener muy claras sus prioridades: no vino a la celebración familiar del 5º cumpleaños de su hermano porque tenía una comida con el sobrino del novio de su madre, (mi hijo lloró como una magdalena), ha decidido no venir a ningún evento, celebración o viaje familiar si no le toca aunque su hermano se lo ha pedido (cuando no había hermanos lo organizábamos todo en función de él, pero con dos hermanos y uno enfermo eso ya no es posible siempre). Ahora, con 15 años, cada dos por tres nos llamaba el jueves para decirnos porqué no vendría ese finde: generalmente celebraciones familiares de su familia materna (incluida la familia extensa de su nueva pareja). Si viene no participa de ningún plan familiar que no sea ir a comer a un restaurante caro, ir al cine o ir a la bolera (cosa que nosotros no practicamos).
        Es muy triste ver lo que todos hemos sufrido estos diez años para nada, lo que más me duele es por sus hermanos, ellos son muy pequeños y no pueden entender porqué les dice que les quiere pero les abandona, los eduqué en el amor a su hermano mayor y le permití a él ejercer ese papel pero ha preferido el de hijo único. Ha sido un esfuerzo inutil y doloroso para todos, me equivoqué, la madre por fín tiene a su hijo con ella y podía haber sido así desde el principio sin que nadie sufriera. Mi marido también ha sufrido tanto, que no creo que sea peor que el régimen de visitas. Espero que al menos a él le quede algo positivo de todo nuestro esfuerzo, aunque, sinceramente, lo dudo.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s