0

Mary Poppins a favor de la Custodia Compartida

20140512-205232.jpg

Hace unos días haciendo zapping di con la película de Mary Poppins en Disney Channel y estuve viendo los pocos minutos que quedaban del final. Es una peli que me gusta y que he visto muchas veces, confieso que soy fan de los musicales … jajaja. El caso es que con el enfoque actual de nuestra situación, me hizo apreciar más que nunca el mensaje de la historia.

El objetivo de Mary Poppins cuando llegó a la casa de los Banks no era otro que conseguir que el Sr. George W. Banks (banquero que pasaba todo el día dedicado a su trabajo) y padre de los niños, se diera cuenta que sus hijos necesitaban de su atención y de una relación adecuada padre hijos. Mary se ganó el respeto y el cariño de los niños hablándoles con claridad y divirtiéndose con ellos, y cuando consiguió que esa relación fluyera entre el padre, la madre y los hijos, ya sabía que los niños tenían cuanto necesitaban y se marchó con su objetivo cumplido.

Mary Poppins, la niñera por excelencia, fue una de las pioneras en mostrarnos que el hecho de que un padre tenga relación y atención con sus hijos es algo totalmente necesario para ellos, y que no puede ser sustituido ni por una carrera en caballos de tiovivos, ni por una noche con los deshollinadores, ni por una institutriz tan mágica como ella misma.

 

20140512-205208.jpg

 

Besos Mary, y saludos a Bert.

Anuncios
0

El Día de antes del Día del Padre

Curioso día para inaugurar mi blog.
 
Digo curioso porque justo cuando voy a empezar esta andadura personal, que es la de crear y escribir un blog, me encuentro con la tesitura de tener que reflexionar sobre qué significa para mi ser padre. En realidad, creo que podría responder de forma muy sencilla a esta cuestión. Para mi ser padre es, simplemente, dejar de ser tú. Ya no piensas en ti mismo, sino que piensas por y para otros, en este caso, mis dos hijos, Susana y David. Ya no eres dueño y señor de tus decisiones, sino que todas pasan por el filtro de la paternidad. Lo primero, siempre, son ellos. Y lo curioso es que esta es una verdad tan potente que ni siquiera te paras a analizarla. Es así. Y te das cuenta de ello el día que, por ejemplo, tu hija de dos años llega un día a casa, todo sonrisas, para entregarte un regalito por el Día del Padre, un diploma que dice “Para el mejor papá del mundo”. Y es entonces cuando caes en que es precisamente, este reconocimiento, lo que te hace sentir la persona más importante del mundo. Importante y feliz. Y todo lo demás pasa de forma fulminante a un segundo plano. Así que sí, hoy es un buen día para inaugurar mi blog.

titulo